El Star Wars de la política

No somos tan complejos como queremos creer. Necesitamos etiquetas para entender la realidad. Ese es feo, bajo, guapo o alto. Donald Trump es un canalla y todos los que lo votan están locos. Pablo Iglesias es un revolucionario bolivariano que quiere romper España. No tenemos término medio, y lo peor es que los medios de comunicación se valen de esta simplificación para contar historias sobre buenos y malos.

Gracias a todos ellos por darnos la oportunidad de vivir en el Star Wars de la política española. Está siendo un exitazo de taquilla. Unos son conocidos por vestir a lo pijo, tener apellidos compuestos y decir «mire usted». Los otros por ir en grupo a todos lados, dejarse la corbata en casa y estrechar los ojos cuando hablan. En un caso presumen de defender los valores españoles. En el otro de demostrar que el cambio es posible.

Si deseaban que volviese George Lucas, perdónenme, pero creo que no han prestado la suficiente atención a sus televisores. La lucha entre lo viejo y lo nuevo ya no se muestra sólo en los mejores cines. Les dejo que sean ustedes los que pongan cara a Darth Vader y Luke Skywalker en el panorama político actual. Lo harán bien, porque tenemos grandes guionistas en las televisiones. ¡Y nosotros sin saberlo! Nuestra versión sobre la lucha del Imperio contra los rebeldes es de Grammy al menos. El Oscar se lo dejo a Estados Unidos con todo lo de Hillary y Trump. Son realmente insuperables.

Creo que por eso sentí mucha envidia cuando viajé a Japón. Tienen sus cosas, pero jamás vi un lugar en que lo novedoso abrazase con tanto respeto a lo antiguo. Gente con kimonos que se entremezcla con otakus en plena calle. Templos antiguos a pocos metros de los vanguardistas hoteles capsula. Allí, los rayos rojos de las tropas imperiales no hacen daño a los azules de las fuerzas rebeldes. No hay violencia. Lo nuevo convive con lo antiguo.

Ya me lo dijo un profesor, que las cosas no suelen ser blancas o negras, sino grises. Lo viejo debe aprender de lo nuevo, y lo nuevo respetar a lo antiguo. Habrá lucha, es inevitable, pero no al nivel de película palomitera, por favor, que ya somos mayorcitos. Eso sí, no se engañen: las viejas de Star Wars siempre serán mejores que las nuevas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.