Reggie también cambió a Nintendo

Mi primer contacto con Reggie fue, como el de tantos de vosotros, a través de un monitor de ordenador. La prensa digital del videojuego apenas estaba asentada en España. Seguía la mayor parte de informaciones a través de Gamespot, y especialmente IGN, por su potente infraestructura audiovisual. Fue así como seguí el E3 del año 2004. Era un chavalín por aquella época, pero aún recuerdo con nitidez la sensación que me provocó escuchar esto:

«My name is Reggie. I’m about kickin’ ass, I’m about takin’ names, and we’re about makin’ games»

Reggie Fils-Aimé (Presidente de Nintendo of America), E3 del año 2004

Fue un auténtico shock, y no exagero. Nintendo, una compañía ultraconservadora en sus mensajes, parecía emplear un tono desafiante. En esa misma presentación, llegó a hablar de ese «competidor en Japón que quiere captar todo tu dinero transportando tus contenidos en sus memory sticks», o esa otra compañía que no le importa lo que hagas, «siempre que lo hagas en su sistema operativo». Simplemente brutal. Este tono le haría ganarse el apodo de Regginator.

Me causó cierto rechazo al principio, pero con el paso de los años era fácil darse cuenta de que Reggie era el «showman» que tal vez necesitaba una compañía tan cerrada y hermética. Alguien que conectara, en este caso, con el público occidental.

A medida que transcurrían los E3 y veíamos cómo Reggie repetía la broma del «take the names» una y otra vez hasta convertirla en meme, uno comprendía que el personaje había calado entre el público. El presidente de Nintendo of America era uno de los protagonistas de la compañía, el que iba a dirigirse al público en los Nintendo Direct emitidos en EEUU. Además, a lo largo de los años seguiría aportando citas para el recuerdo:

«My body is ready»

Reggie Fils-Aimé (Presidente de Nintendo of America), E3 del año 2007

La clave de Reggie es haber sabido conectar con el seguidor de Nintendo, abriendo un canal de comunicación hasta entonces inexistente. Ese es su gran logro. Podría considerarse el precursor de todo lo que hemos visto después… y sí, su sucesor espiritual fue Satoru Iwata, quien amplió la comunicación de la compañía a través de los fantásticos Iwata Ask o los famosos streamings que hoy en día se han convertido en citas ineludibles.

Por eso, Reggie cambió a Nintendo, o al menos su paso por la compañía es fundamental para comprender cómo funciona hoy la comunicación de la compañía. Un aspecto importantísimo, que ha evolucionado hacia un contacto directo con la audiencia. Este vídeo, en el que aparece junto a Iwata simulando un combate, es el perfecto resumen de lo que contribuyó a dar una imagen más cercana y divertida sobre la compañía japonesa.

Tráiler de presentación de Super Smash Bros. en el E3 2014

Reggie Fils-Aimé dejará Nintendo el próximo mes de abril para disfrutar de su familia. Sin duda, un trabajador -y personaje- memorable en la historia de la Gran N. Su legado debería perdurar y convertirse en ejemplo, de eso no me cabe ninguna duda. Veremos qué es lo que sucede…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.